domingo, 17 de abril de 2011

El Angel que nos cayo del cielo !


Cuando lo que inicialmente fue público y se hizo privado, y luego, cuando lo que fue privado y se hizo público...
Como finalmente "siempre debió haber sido"!

La historia que estas a punto de leer es, sin lugar a dudas un evento que  cambio nuestras vidas, que nos llenó de orgullo y nos consolido como Familia.

En marzo del 2011 cumplimos Cecilia y yo,  27 años de compartir nuestras vidas.
Han sido años, meses, semanas, días, horas y minutos increíbles, llenos de amor, comprensión, pasión y una gran amistad.

Los primeros 13 años de nuestra vida en pareja, pasaron de forma sensacional: Muchos viajes, muchas reuniones, muchas pachangas y mucha diversión, muchos amigos, mucho trabajo también --por cierto durante los primeros 13 años, trabajábamos juntos así que,  no nos separábamos ni un minuto durante las 24 horas del día--... ósea, MUCHO DE TODO!
Tuvimos la dicha de gozarnos como pareja y de disfrutar la vida de solteros, pero viviendo juntos y luego, estando casados...

Al termino de los primeros 5 años,  sentimos que debíamos trascender, momento en el que se empezó a despertar ese deseo de tener hijos, de formar una familia, situación que nos llevó durante algo así como 8 largos años a la búsqueda del embarazo, y desde luego a pasar de consultorio en consultorio, de médico en médico y de tratamiento en tratamiento, sin embargo,  nada...
Lo único que conseguimos, fue que me creciera el bigote después de tantas inyecciones de testosterona jajajaj

Por alguna causa que ni la medicina podía explicar, podíamos lograr el embarazo tan deseado, hasta el momento en el que estuvimos a punto de caer en la resignación.  Ese sentimiento --sin duda horrible--, que se acompaña de la más cruda impotencia al no poder resolver algo que deseas en el alma y que físicamente  no puedes obtener...

Y bueno ocurrió lo que normalmente sucede en estos casos.
En alguna reunión familiar y ante la insistencia de los parientes en cuestionar sobre los resultados de nuestra búsqueda, concluimos que era tal nuestro deseo y ahora convertido en necesidad de querer tener familia que,  se llegó a manejar la posibilidad de la adopción, sin lugar a dudas,  el único camino que queda cuando la ciencia y la química no atinan a la concepción natural.



Recuerdo una temporada que mi querido suegro decidió vivir con nosotros  en la casa de Acapulco, un día le dijo a Cecilia:


Hija, veo que Ustedes se llevan muy bien, son una buena pareja, muy unida y como que ya necesitan tener un hijo, no crees?

--Si papá eso es lo que más desearíamos en la vida, sin embargo, no hemos tenido éxito con los tratamientos médicos, no hay causa aparente, pero simplemente no puedo quedar embarazada.
Creemos que lo mejor será adoptar un niño.
Sabes tú si hay alguien más en la familia que hubiera tenido que recurrir a esto?

Ay hija, que eso no te preocupe ni te limite, no serán los únicos y de hecho si por ese medio sucediera, sería una bendición!

Unos días después murió mi suegro...
Que fortuna la nuestra,  de haberlo podido gozar, viviendo  en nuestra casa, en sus últimos días!

A los pocos días, recibimos una llamada telefónica...

--Hola, sé que Uds. quieren tener un hijo y que por lo que sea, no lo han logrado, te hablo porque hay una posibilidad de que su sueño se haga realidad...
Se de una mujer que está embarazada y que por motivos que de momento no te puedo comentar, va a tener un hijo que no puede conservar, motivo por el cual, me ha pedido que busque una pareja que pueda hacerse cargo de su hijo...

En ese momento, nuestros corazones pasaron de un ritmo de latidos normal a prácticamente un paro momentáneo...
Luego a un vertiginoso ritmo de latidos que,  de ser un poco más débil nuestro esternón, seguramente el corazón se nos habría salido del pecho....

Explícame por favor,--dijo Cecilia-- ¿Quién es la mujer que me dices?...

--Eso no importa -- le dijo la mujer--

¿Por qué no puede tener a su hijo? 

--De momento no te lo puedo decir

¿Sabes si es niño o niña?...
¿Cómo son?
¿De dónde son?...
En fin, quiero más información...

---Ya empezamos mal, ¿quieres tener un hijo o un muñeco?

No por favor, no me mal interpretes --dijo Cecilia--, pero entiende que quisiéramos saber su origen, en fin todo lo necesario...

Olvídalo, pensé que realmente tenías deseos de tener un hijo...

Y colgó el teléfono!

Nos quedamos helados, sin palabras, infinidad de especulaciones empezaron a correr...
¿Quién será?, ¿cómo será?, ¿será que se pudiera parecer a nosotros?
Imagina el momento...

Al día siguiente, volvimos a hablar con la misma persona...

Hola como estas? --dijo Cecilia--, antes que nada te ofrezco una disculpa, la verdad es que nos tomó por sorpresa tu llamada de ayer y bueno la realidad es que sí queremos y deseamos con todo el corazón hacernos cargo de ese bebé, por favor dime que tenemos que hacer?

--Ok --dijo la Sra.--, mira dadas las circunstancias que te comente, se ha programado que sea cesárea y esto será el próximo lunes 22.
Tendrás que venirte desde el domingo a mi casa, estamos en San Miguel de Allende, Guanajuato, deberás llegar el domingo, se hospedaran en mi casa y ahí podremos platicar más.
La clínica ya está arreglada, así como el Doctor que asistirá la cesárea, Uds. pagaran todos los gastos de hospitalización, si todo sale bien, en el momento en el que den de alta al pequeño, se lo podrán llevar, ¿estamos de acuerdo?

Si por supuesto, nosotros estamos en Acapulco, ¿quieres que nos veamos a alguna hora en especial?, podríamos llegar alrededor de las 6 o 7 de la noche ¿está bien?

Si claro, aquí los esperamos !

¿Cómo llegamos a tu casa? por favor dame tu dirección y los detalles para no perdernos.
Supongo que esto es una realidad ¿verdad?

---No te hubiera hablado de no ser así, con esto no se juega

Ok, nos vemos el domingo y muchas gracias por hablarnos!

El plan estaba hecho, aun cuando solo tuvimos 4 días para asimilarlo, el domingo a primera hora del día, salimos rumbo a la cita que cambiaría nuestras vidas.

Obviamente durante los días previos al viaje, las noches se hicieron pesadas, los días muy largos y la espera acompañada de la desesperación propia de la espera, nos tenía con los nervios de punta, sin embargo estábamos sumamente excitados con la noticia y también extraordinariamente nerviosos, hay que considerar que después de 8 años de lucha incansable, por fin tendríamos un embarazo aunque éste solo duró 4 días...

Felipe ¿sabes que pienso? --dijo Cecilia en algún momento--

No, dime que piensas...

Pienso, es más,  estoy segura que mi papá movió sus relaciones allá arriba y es él quien nos está mandando a este angelito... Sera?



El camino a San Miguel se dio sin problema alguno, hasta una parte de la carretera en donde de repente,  de un día esplendoroso, el cielo se nublo al grado de casi oscurecer...


Sin el menor preámbulo, entramos a una zona que empezó con una lluvia ligera que, conforme avanzábamos,  se convertía en un gran aguacero, hasta
llegar a un granizo impresionante.


Estaba tan severo, que la carretera quedo completamente blanca, en el camino solo se veían las huellas negras de los autos que previamente habían pasado por el lugar, el granizo se había acumulado de tal manera, que se escuchaba el rozar de este en el piso del auto, además de los golpes en el techo parabrisas y cofre, llego un momento en el que quisimos detenernos, pero no lo hicimos porque consideramos que sería más peligroso estar parados ya que por la falta de visibilidad, cabía la posibilidad que algún auto que viniera atrás de nosotros no nos viera...

Pocos Kilómetros adelante el granizo empezó a bajar, pasamos nuevamente a esas gotas gordas y luego a la lluvia ligera, hasta que termino todo.
Esto que te cuento, como si hubiéramos entrado a otra dimensión en el tiempo y el espacio, un tiempo corto y un espacio de no más de 15 kilómetros...
De un día esplendoroso a una torrencial lluvia y luego al mismo día esplendoroso y como si nada hubiera pasado...

De verdad increíble, recuerdo que nos detuvimos a ver el atardecer con su inmensidad de colores,  a esa hora en la que pareciera que todos los colores se reavivan, cuando la caída del sol va cambiando de amarillo intenso a naranja y terminando con una inmensa bola roja que pinta las nubes de ese mismo color y  que además nos permitió ver el sol sin que nos lastimara los ojos...

Nos volteamos a ver y comentamos que sin lugar a dudas ésta había sido una señal

Era casi como una fotografía de la película de nuestra vida, que hasta el día en que decidimos tener familia había sido esplendorosa, llena de color y bonanza, de repente se había tornado gris, como una especie de prueba que duro 8 largos años y que, nos hacía tomar la decisión sin lugar a dudas difícil,  una decisión, en donde las alternativas solo son parar o seguir.

Hablando de nuestra vida, decidimos seguir, a un paso mucho más rápido, pero seguir sin detenernos ya que teníamos un objetivo que perseguir y conquistar, el cambio de clima nos mostró físicamente y en tan solo unos kilómetros, que hay  un antes un ahora y un después...
Que no importa lo difícil o feo que se vea el camino, que no importan las circunstancias, que estando juntos, con amor y un ojetivo bien definido, finalmente se puede conseguir todo lo que te propongas... 
Que lección!

Finalmente llegamos sin más comentarios ni contratiempos a la cita...

Una casa impresionante, construida en una pequeña colina, con la entrada por la calle de abajo...
Tocamos el timbre y en la parte alta, a través de un balcón, se asomó una chica de pelo rubio, embarazada quien después de identificarnos,  nos dijo pasen por favor...

Poco a poco se fue abriendo la reja eléctrica y siguiendo un camino de piedra, subimos hasta llegar a un espacio en donde había otros autos estacionados -obviamente los autos de la familia--
Ahora si en la entrada principal de la casa, nos estaban esperando --la persona que nos habló por teléfono--, quien por cierto, nos recibió muy cariñosamente, de una manera que nos hizo sentir en familia, sumamente cordial, nos presentó con su esposo, un hombre de edad, con gesto noble. 
Entramos a la casa y nos condujeron inicialmente a la que sería nuestra habitación por esa noche, una vez instalados, nos reunimos en el comedor en donde nos alagaron con una deliciosa lasaña y vino blanco.
Cuando terminamos de cenar, comento --la sra. de la casa---  que seguramente veníamos cansados del viaje y que lo mejor en estos casos era que fuéramos a relajarnos a la piscina... ¿? 
Ya para esto eran cerca de las 10 de la noche

A la piscina? pero, no traemos trajes de baño ....
No venimos preparados para esto...

No se preocupen --dijo la Señora--, tengo una caja llena de trajes de baño, alguno les quedara, vamos.

Salimos de la casa y se dirigieron al estacionamiento que estaba en la parte alta, llegaron a una camioneta...
Vamos --nos dijeron-- ¿?

¿Que,  vamos en auto?
¿No dijeron que  iríamos a la piscina?

Si claro, pero es más cómodo en la camioneta, vamos súbanse!

La camioneta bajo por un camino empedrado dentro de la propiedad, que parecía rodear la pequeña colina, de repente,  se estaciono en una zona plana, techada, nos bajamos y unos pasos adelante, nos encontramos con una piscina alumbrada,  de agua termal...bellísima
A pesar de que el clima era cálido, se podía ver el vapor saliendo del agua...
El cielo estaba plagado de estrellas...

Nos pusimos el traje de baño y nos metimos a esa deliciosa agua termal...
Yo tuve que salirme en pocos minutos ya que se me bajo la presión, no sé si por el agua caliente o por el viaje o por la emoción o por la incertidumbre o por la manga del muerto, el chiste es que necesite de una Coca-Cola para recobrar el color.

Platicamos un buen rato con la pareja...
¿Qué hacíamos?, ¿Cuánto tiempo teníamos juntos?, ¿Por qué vivíamos en Acapulco?, ¿Porque no podiamos tener hijos?, en fin, una charla que en ningún momento se sintió como un interrogatorio, aunque tengo que aceptar, que de alguna manera estaba dirigida a medirnos primero como personas y luego como pareja.
Por nuestro lado,  cuestionamos que si la chica que nos había abierto la puerta era la mamá del niño, a lo que contestaron que no, que esa era su hija, que efectivamente estaba embarazada, pero que su hijo nacería en 3 meses más...
Quisimos saber si podríamos conocer a la mamá y platicar con ella, pero nos dijeron que no podría ser, que mientras menos supiéramos los unos de los otros, mejor sería tanto para los unos, como para los otros, --sé que se lee cantinflesco, pero tiene un sentido real--, sin embargo, termino diciendo que, mañana después del parto podríamos platicar con ella y nos cambiaron el tema.
Un par de horas después nos fuimos a dormir.

A las 7 de la mañana en punto, nos presentamos en la clínica.
Un pequeño sanatorio pero bien equipado, nos pidieron que esperáramos y que nos avisarían cuando fuera el momento...
Alrededor de las 9:00 am, salió el Doctor y nos dio el aviso de que en unos minutos, empezaría la cirugía, afortunadamente, me permitieron entrar al quirófano, y gracias a ello tuve la invaluable dicha de ver nacer y ser el primero en cargar al que a partir de ese momento era mi hijo... "Mi hijo recién nacido"...

Recuerdo que fue tal la emoción del momento, que de mis ojos salieron varias lágrimas....

Que emoción, había nacido  mi primer hijo!

Salí del quirófano, fui a buscar a Cecilia que se había quedado afuera del hospital caminando por la calle dando vueltas como león enjaulado, llena de angustia  e incertidumbre....

Nos abrazamos y lloramos juntos un rato sin  poder decir palabra alguna. Finalmente pregunto Cecilia:
¿Qué paso?...  ¿Como esta?...  ¿Es niño o niña???
La Sra. ¿Qué me dices???...  ¿Cómo es él bebe???

Es un precioso niño --le dije--... nació con 3.050 kg, 50 cms, completo y sano, la mamá aparentemente bien...

Un par de horas más tarde, el doctor comento que daría de alta al pequeño en una hora mas, toda vez que había nacido sano y sin complicación alguna, así mismo, autorizo que pasáramos a ver a la madre...

Hola ¿Cómo estás?, ¿cómo te sientes? -- le dijo Cecilia--

Bien gracias, un poco adolorida, pero bien.

Nosotros somos Cecilia y Felipe, queremos decirte que no te preocupes por tu hijo, somos una pareja estable y con deseos enormes de tener, cuidar y criar a tu hijo, no debes preocuparte por nada...

Cecilia de un lado de la cama, yo del otro, cada uno agarramos la mano de la mujer mientras ella nos dijo:

Se quiénes son, me han hablado mucho de Uds.
Es por ello y aún sin conocerlos físicamente, que yo los elegí...
Ahora que los conozco personalmente, me siento complacida de verlos y  sin duda forman una bonita pareja...
Les Agradezco lo que van a hacer por mí y sobre todo por mi hijo...

Hubo un silencio, a todos se nos cerró la garganta y se nos salieron las lágrimas sin poder pronunciar palabra alguna...

Estoy segura que harán una bonita familia y que le podrán dar a mi hijo,  lo que difícilmente le podría dar yo...
Les encargo a mi hijo que a partir de ahora será el suyo, cuídenlo y ámenlo.

No podíamos hablar, al menos yo, tenía la garganta cerrada, mis ojos literalmente inundados, de mi cara solo salían algunas muecas nerviosas...

Cecilia se acercó a ella, le dio un beso en la mejilla y le dijo:

No te preocupes, nos amamos y deseamos tanto tener un hijo, que te aseguro que el niño crecerá fuerte y sano, será cuidado con el más grande amor y haremos de él un hombre de bien.

Finalmente me acerque yo, le di un beso en la frente,  le dije:
"Muchas gracias y no te preocupes"...
No pude hablar más, solo agache la cabeza y cerré momentáneamente mis ojos como símbolo de agradecimiento, nos soltamos las manos, al llegar a la puerta volvimos a vernos los tres durante unos momentos nos dijimos adiós con la mirada y salimos del hospital.




El viaje de regreso se presentó sin el menor contratiempo...
Cecilia atrás con nuestro bebe, preocupada de que todo estuviera bien...
Recuerdo que no quería que me detuviera ni para ir al baño jajaj que nervios!



Llegamos a casa de mi hermana Cristina, que ya estaba junto con mi querida madre esperando el arribo del nuevo miembro de la familia...
Nos abrazamos y lloramos de nuevo.
Que sentimiento tan agradable, nunca me imaginé que se podría de verdad llorar de felicidad!
Mi madre y Cristina, tenían todo un ajuar preparado....
Bañera, moisés chambritas, calcetincitos, gorrito, ropón, cobertores sabanitas, pañales, biberón, chupón, uta.... de todo.


 
Y bueno pues, había que darle su primer baño, así que Cristina mi  hermana ni tarda ni perezosa, estreno la bañera.




Nos quedamos en México unos días, ya que Leticia, la hermana mayor de Cecilia, había organizado una reunión en su casa para que el resto de su familia conociera y diera la bienvenida al nuevo miembro.

Enrique González, cómodamente sentado esperando y Marissa con la cámara lista 






Se organizó un "Baby shower" en el que nos atiborraron de regalos, pañales y todo lo necesario para el nuevo bebé y la madre.

--Nótese el Moisés en el fondo de la foto, vestido y decorado en azul con blanco, con tejido de Cristina mi hermana... Precioso !
No puedo omitir la tarjeta del "primo  Xavier "--junto con el chango de peluche que Guillermo aún conserva--, que así como Jimmy, siempre está presente en todos los grandes eventos:







Antes de regresar a casa,  llevamos a nuestro hijo con un pediatra para que lo revisara y al estar todo bien, nos regresamos a Acapulco, lo que ahora no en pareja sino en familia,
UNA FAMILIA MUY FELIZ!

Inicialmente queríamos que se llamara Guillermo de Jesús, sin embargo, días más tarde, decidimos cambiar a Guillermo Felipe, en honor a nuestros padres, Guillermo por el papá de Cecilia --su papá se llamaba Jorge Guillermo-- y Felipe por mi papá que se llamaba --Jaime Felipe--


Ya en Acapulco, nos fuimos acostumbrando al nuevo miembro y a las nuevas tareas, a mal dormir, preocupados si el niño respiraba y estaba bien, desmañanados cargándolo para dormirlo, jajajaja que les puedo decir, todos los que han tenido un bebé sabrán a lo que me refiero.




Para Cecilia fue mucho más difícil que para mí, ya que la naturaleza es sabia y el tiempo de embarazo, además de ser la gestación del bebé, también es un tiempo de preparación para la madre, tiempo que para Cecilia solo fueron 4 días y,  sin mayor preámbulo llego un bebé a su vida, sin embargo, era tal su deseo de tener un Bebé que con el tiempo se fue adaptando.

Dos años después...
El 3 de julio del 98, nació Daniel, nuestro segundo,-- pero primer-- hijo biológico!
A estas alturas ya tenía 2 hijos, los dos ocupando primeros lugares.

Personalmente  tengo muchas cosas que agradecerle a la vida, sin lugar a dudas, hay tres que la cambiaron radicalmente: Mi esposa Cecilia, mi hijo Guillermo y mi hijo Daniel.

Le pusimos Daniel, porque poco tiempo antes de que naciera, murió el hermano de Cecilia que se llamaba Daniel y que le apodaban el huevo, por la  peculiar forma de su cabeza, Daniel, fue muy querido por toda su familia y amigos y particularmente por Cecilia. 
Para mi fue un buen amigo con el que conviví en múltiples ocasiones.
Recuerdo que cuando nació Danny, en el momento en el que el médico lo levanto y lo vimos, los dos dijimos al mismo tiempo: El huevo!   
También la forma peculiar de su cabeza nos transportó al hermano querido.
Si de alguna manera nos atrevemos a relacionar las coincidencias, esta sin lugar a dudas, era una mas en nuestra vida, lo que ahora de parte de mi querido cuñado Daniel, quien seguramente se encargó de programar este maravilloso envío!  Gracias Daniel !
Hoy han pasado 14 años ya del inicio de esta maravillosa historia, somos una familia muy feliz, tengo dos hijos preciosos y una mujer sensacional, me siento agradecido con la vida  por haberme dado la oportunidad de tener a Guillermo y que después éste empujara al nacimiento de Daniel, me queda claro que todas las cosas son por algo, nada es al azar.
Desde el momento mismo en que iniciamos la aventura de Guillermo, empecé a hacer un álbum de fotografías con la descripción de cada detalle, desde el viaje hasta su  segundo cumpleaños, sabía que en algún momento tendría que decirle quien era y como había llegado a nuestra vida, lo mucho que lo deseamos y lo feliz que nos hizo el tenerlo... Sin embargo nunca supe cuando sería el mejor momento para hacerlo.

Aproximadamente a los 10 años de edad, Memo tuvo un sueño:

-Mamá anoche soñé con una mujer vestida de blanco que me llamaba...
Y que te decía?, ¿cómo era?
-No la podía distinguir, solo la oigo que me llama...
No te preocupes -- le dijo Cecilia--, seguramente fue una pesadilla.

Un par de días después, Guillermo se acercó nuevamente con Cecilia y le dijo:

-Mamá. volví a soñar con la misma señora...
Y que te decía?, era la misma de la vez pasada?
No lo se, solo me decía ven hijo...
Guillermo hijo, yo creo que es tu Mamá que está preocupada por ti, dile que estas bien, que tienes un hermano que te quiere mucho y unos papás que te adoran, que formas parte de una familia que te quiere mucho, con esto se quedara tranquila y te dejara de llamar.
-Pero como...¿Que tú no eres mi Mamá?

Haber hijo, te voy a contar nuestro secreto de Familia, efectivamente tuviste otra Mamá, "Tu Mamá biológica"  que, desafortunadamente y por cosas que no recuerdo ahora, ella no te podía tener y nosotros tuvimos la enorme dicha, de estar en el lugar y en el momento adecuado, es por ello que estas con nosotros, tu eres nuestro hijo y nosotros somos tus Papás, hasta antes de que tu nacieras, nosotros teníamos un deseo inmenso de tener un hijo como tú, afortunadamente y gracias al destino, nuestro deseo de hizo realidad.

Hoy me siento orgulloso de verlo crecer, agradezco a la vida el carácter que tiene y su enorme corazón, sé que ama a su hermano sobre todas las cosas y, su hermano también lo ama a él.
A pesar de que son tan diferentes físicamente, en la parte del sentimiento y el carácter son iguales, se llevan más que como hermanos, como verdaderos amigos y estoy convencido que así seguirá siendo hasta el final de sus días.



Guillermo hijo mío,
Quiero que sepas que te amamos, que has sido una pieza importantísima en el rompecabezas de nuestras vidas, me queda claro que fuiste tú y solo tú, quien logro el milagro que nos permitió ser la familia que ahora somos.
El destino te trajo a nuestra vida y, el mismo destino, conspiro para que pudiéramos tener nuestro anhelado hijo.
Estoy cierto que, gracias a tu aparición en nuestras vidas, Cecilia tu mamá se pudo embarazar, situación que sin tí, ni la ciencia ni la medicina lo hubieran logrado nunca!
Es importante que sepas que en la familia, la sangre es lo que nos distingue, pero no es lo único ni lo que más importe,  hay cosas que son mucho más importantes y que realmente forman una familia,  como son; el deseo, el compromiso y el amor, estos puntos,  son los que hacen que sea realmente una familia.
En la nuestra,  tanto tu como tu hermano, son nuestros deseos cumplidos, son nuestro compromiso y sin lugar a dudas, los que consolidaron nuestro amor fundiéndonos en una bella familia.
Desde el día que naciste y por el resto de tu vida, serás un Fernández González y no hay nada que pudiera cambiar esto, somos tu familia y tu formas parte de la nuestra. Te amo por ser quien eres y como eres!


La mera consanguinidad  no garantiza el establecimiento automático
de los lazos solidarios con los que se suele caracterizar a
"las familias."
"Los lazos familiares, por tanto,
son resultado de un proceso de interacción 
entre una persona y su familia

Finalmente me despido con el fragmento de una canción que me gusta mucho y que habla del sentimiento que en este momento quiero expresar...
No estoy seguro, pero creo que es de Violeta Parra:

Gracias a la vida
Que me ha dado tanto,
Me  dio dos luceros, que cuando los abro
Perfecto distingo, lo negro del blanco  y en el alto
Cielo su fondo estrellado y en las multitudes a la
Mujer que yo amo.
Gracias a la vida que  me ha dado tanto!

Por alguna causa me invadió la necesidad de integrar a la familia y es que  estamos todos tan desperdigados geográficamente y tan alejados moralmente, que creo que por eso he caído en esta gran nostalgia...
Hoy al escribir este documento, entiendo el por qué....
Me queda claro que es porque los amo y porque los necesito, además de que estoy plenamente convencido de que la familia es la familia....
VIVA LA FAMILIA!!!

15 comentarios:

  1. Guillermo Felipe Fernández Gonzálezabril 19, 2011 1:16 a. m.

    Felipe
    Despues de leer esto me queda claro de como hay "cosas de la vida"...
    Solo quiero que sepas que estoy muy orgulloso de ser Tu Hijo y de que tu seas mi Padre.
    Te quiero mucho Padre :D!!!<3
    I <3 My Family!...xD

    ResponderEliminar
  2. Felipe, van a dar las 8 de la mañana (martes). Ya se me hizo tarde, pero es que no he podido parar de leer esta nueva joya que nos entregas. Te confieso que estoy confundido, asombrado, se me curzan las emociones. ¡Y luego llega Guillermo, tu hijo, y corona con su mensaje esta historia! Mis respetos, mi admiración y mi afecto a ambos, señor Fernández y señor Fernández.

    ResponderEliminar
  3. Que puedo comentar, solo que Dios los siga bendiciendo y sigan siendo esa familia de ejemplo. El corazón es el que hace las familias y ustedes forman una gran familia.Los queremos y recordamos mucho.

    ResponderEliminar
  4. Ma. Cristina Fernández Mabril 19, 2011 12:30 p. m.

    No tengo palabras para agradecer a Dios nuestro Señor el haber puesto en mi camino y escogerte a ti como mi hermano me llena de orgullo todo el sentir de tu gran corazon que Dios te bendiga por tanto y tanto amor que nos haz hecho sentir a todos y cada uno de nosotros gracias hermano querido por ser quien eres lo mejor de mi vida y de la vida de tanta gente no tengo palabras GRACIAS, por
    copartir tan bella experiencia de tu vida y hacerme participe de ella, los amo con todo el corazon y mis respetos para uds. cuatro.
    Quedo oincreiblemente bello

    ResponderEliminar
  5. ¡Pinche Felipe, eres un genio, carajo! Ya llegué tarde al trabajo, pero no pude dejar de leer. Reciban tú y Cecilia todo mi respeto y toda mi admiración.Y digo genio porque hay en tu escritura un encanto especial, un clarísimo sentido del ritmo y un manejo extraordinario de... ¡bah, eres un genio!

    ResponderEliminar
  6. Felipe... despues de que se me pasó el nudo en la garganta de leer como llegó a la familia mi sobrino Guillermo y de estar orgullosa de tener un primo con los sentimientos que tienes y de anhelar ya conocerlos y convivir aunque sea un dia con ustedes, no me queda nada mas que decir que la familia es lo mas importante que tenemos.
    Muchos años sin saber de ustedes, sin saber nada de los primos Morante, y en unos pocos meses nos has llenado de noticias y todas hermosas....
    Un beso con todo mi cariño para tu familia.

    ResponderEliminar
  7. Antonio Gómez Moranteabril 20, 2011 10:51 a. m.

    Felipe,
    Ya lei tu realto, muy bueno, la verdad no se que decir, solo que me gusto mucho

    ResponderEliminar
  8. Tere Perez Madrigalabril 20, 2011 6:32 p. m.

    Mí estimado Felipe:
    No encuentro las palabras adecuadas para comentar esta historia, bien comenta más arriba Agustín Aguilar…..Eres un genio!!! yo agregaría… también un gran ser humano!!! A pesar de que no nos conocemos siento que ya los conozco, felicidades por esa familia tan bonita que tienes y espero que algún día poder vernos en persona y conocer a nuestras familias!!! Un beso muy grande!!!

    ResponderEliminar
  9. Xavier Fernandez Tabril 21, 2011 6:39 p. m.

    Bueno Felipunk, aquí me tienes ahora a mí hasta las 5am, acabando de leer tu maravilloso relato del Ángel que nos cayó del cielo. Qué más te puedo decir, querido primo!! Coincido total y absolutamente con Agus… bah, ché genio!!
    Lindos recuerdos, momentos como cuando nos participaron el nacimiento de Memo, la tarjeta mágica aquel 22 Jul’96, que les escribí: “Bienvenido al planeta, sucursal México, querido Memo”, ahora Kirakiller… Todo un acontecimiento, un acto de magia salido de tu chistera, el bebé que definitivamente cambió sus vidas.
    Es una idea generalmente aceptada que un cronista debe reflejar las inquietudes de su época, si quiere dar a su obra un interés vivo y actual. También se sostiene que ha de llegar a la conquista de los valores y ejemplos si pretende elevarse como Aguila por encima de las circunstancias y contingencias de su tiempo. Desde tus primeros relatos, querido Felipunk, se manifiesta la presencia de un genio innato que irradia una alegría y una espiritualidad de la más fina progenie, con la indudable misión de quien ha venido al mundo para ofrendar el tributo magnífico de una obra, reflejando la exquisita sensibilidad y el sutil recogimiento que son la veta de tu inspiración: la Familia. El amor por Cecy, tu hijos Memo y Dani, tu mami la Bela, todos por quiénes profesas un profundo amor.
    Eres mucho, pero mucho más que un cronista, recopilador, relator ameno, escritor, investigador, padre, primo, amigo. Eres todo eso y más. Eres la personificación de un gran ser humano en un momento único, extraordinario, tocado por una chispa divina, de tus padres, tu familia, tus seres queridos, ausentes y presentes.
    Tu valor no estriba en haber logrado una estupenda realización con un estilo muy peculiar, muy original, muy tuya, sino en poseer la personalidad y virtudes humanas (inteligencia, pasión, corazón, sentimientos.. y..??.. mmh, ah sí... memoria!!), que te dan la insustituible virtud de originalidad, y dotan a la lectura de tus relatos de un incomparable encanto que experimentamos quienes disfrutamos tus brillantes palabras y expresiones que provienen, sin lugar a dudas, de tu gran corazón..
    Finalmente, solo agregaría una cita que expresó una prima o tía tuya, Tere Morante López (qué gran coincidencia, tocaya de tu mamá!), quien comentó en el blog de tu mami: Tere Morante, una historia de amor, lo siguiente:
    “Déjame decirte que alabo tu entusiasmo para contactar familiares a través de este medio. Además me encanta la forma en que te expresas de tu madre, como cuentas su historia y el cariño que le profesas en tu blog, es como un tributo a su memoria y, seguramente desde donde esté se sentirá muy orgullosa de ti..”
    Como bien expresas Felipunk, en la canción de Violeta Parra.. Nosotros también te damos las gracias:
    Gracias a la vida que te ha dado tanto, te ha dado el sonido y el abecedario, con él las palabras que piensas y declaras; Padre, amigo, primo, hermano, y luz alumbrando, la ruta del alma, del que estoy amando..
    Gracias a la vida que te ha dado tanto, te dio el corazón que agita su marco, cuando miro el fruto del cerebro humano, cuando miro el bueno tan lejos del malo, cuando miro el fondo de tus ojos claros..
    Gracias Aguila!!!
    Un abrax... XFT

    ResponderEliminar
  10. Ahora si que me arrancaste muchas làgrimas y eso que yo soy de llorar. Que hermosa historia, que aunque la vivì muy cerquita de ustedes ahora que la cuentas se antoja mucho màs bonita, tierna y emotiva. Felicidades por querer compartir esta historia tàn ìntima. Ojalà algùn dìa te anìmes a publicar la historia porque serìa de gran ayuda para mucha gente que pasa por situaciones parecidas y no saben còmo manejarlas.

    ResponderEliminar
  11. Felipeeeeeeeeeee¡¡¡ me has hecho llorar nuevamente tu sabes que me demoro en leer pero te tengo presente como alguien muy importante.
    Me encanto la ultima parte de tu bloggg aunque aun no lo termino aun me dieron ganas de escribirte que valientes son uds dos como pareja¡¡¡ ...Admiro a ambos por ese milagro te dejo un abrazo amigo los quiero mucho.....
    y si la cancion si es de violeta parra la oia mi abuela era fanatica .. gracias de nuevo amigooo...
    Bueno me quede sn palabras todo lo que diga no sera suficiente para agradecerte esto que haces,gracias por compartir tu vida conmigo amigo te admiro mucho y ya le tengo cariño a cada uno de los integrantes de tu familia,que Dios siempre te proteja y una vez mas agradesco a la tecnologia por haberme topado contigo un abraso elena....

    ResponderEliminar
  12. Sonia Morante Lópezmayo 01, 2011 7:34 p. m.

    Hermoso primo mio....
    Eso del angel que llego a sus vidas me pudo encantar!! pronto me registro...
    De vdd, solo quiero que sepas que aqui ando y que te felicito por ese corazon y esa entrega tan desinteresada que pones en todo lo que escribes....
    besikos y amor para ti y toda tu hermosa familia

    ResponderEliminar
  13. tinsywinsy2010@hotmail.commayo 28, 2011 5:08 p. m.

    aunque participe en esta historia muy muy cerca no puedo evitar llorar una vez mas, hermano, cecy, mi mas sentido reconocimiento a esta labor emprendida y para el resto de sus vidas solo pido a Dios N.S. Corone de bendiciones a todos y cada uno de uds. 4 ., son puro amor y cada dia me enseñas el verdadero valor de la vida. a ti hermano TE AMO con todo el corazon, CECY, admiro tu valor, amor y comprension, gracias por estar en la vida de mi hermano, mejor mujer no le pudo tocar, MEMITO ahijado de mi alma que te puedo decir, llegaste mi vida en un gran momento y desde ese instante lo llenaste todo, te amo corazon. y mi querido DANI BOY, copia fiel de mi queridisimo y amado eh inolvidable padre sigue como hasta ahora te amo tambien con todo el corazon. pusiste en el blog VIVA LA FAMILIA y como la tuya ninguna querido hermano, mis respetos.

    ResponderEliminar
  14. Mi querido Felipe, es entrañable constatar que lo que te distinguía de niños, sigue siendo verdad en ti. Me refiero a tu ser genuino, ligero espontaneo,generoso. Me refiero a tu forma de sonreir a la vida, de coquetearle y dejarte seducir por ella. Me refiero a tu forma transparente de brindarte a tus sentimientos de hijo, esposo y padre. Leo tu blog y leo eso en ti y de ti. Leer lo que aquí cuentas ha sido una experiencia exquisita. Mas allá de lo muy bien narrado que está y lo conmovedor que de si, tienen tus relatos, la determinación con que abrazas la vida, me resulta inspiradora y ejemplar. Quiero decir, que mas que lo contado, me conmueve lo vivido ¡Felicidades, amigo!.

    ResponderEliminar
  15. QUERIDO FLIPE PRIMERAMENTE TE FELICITO POR TENER UNA HERMOSA FAMILIA,Y COMPARTIR TUS EXPERIENCIAS,TAMBIEN POR ACERCARNOS A TRAVES DE LA TECNOLOGIA,PARA REENCONTRARNOS Y CONOCER DE NUESTRAS VIDAS,YA QUE PARA QUERER A ALGUIEN TIENES QUE CONOCERLO MEJOR,Y NO NADAMAS SABER QUE EXISTE.EN POCO TIEMPO HAS LOGRADO QUE NOS UNAMOS,DESPUES DE TANTO TIEMPO,ES INCREIBLE PRIMASO! (que bueno que a alguien se le prendio el foco..je je) AHORA DEBEMOS CONTINUAR CON LA UNION FAMILIAR QUE NOS INCULCARON NUESTROS PADRES,SULUDOS A TODOS LOS DESCENDIENTES DE DON BALTA Y DOÑA PETRA.

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras y tu Participación.
Aprovecha este espacio para dejar tu huella dentro del archivo familiar, quizás dentro de muchos años, alguno de tus nietos, o bisnietos lo lea...
Te aseguro que se sentirá feliz de ver lo que su abuelo(a), o bis abuelo(a) pensaba y como era su entorno y vida familiar.
Si se te complica incluir el comentario, puedes enviármelo a: felipefdzm@hotmail.com con gusto lo publicare por ti
VIVA LA FAMILIA!!!!!